jueves, 6 de julio de 2017

1863. La voz aguardentosa de un cantaor trianero

Días atrás veíamos como en 1883 el periodista Rafael Chichón afirmaba que la voz propia del flamenco era la melodiosa. Precisamente nueve años antes Rafael Gutierrez había asegurado que ese tipo voz era la que se ajustaba a la escuela del Fillo (¡¡¡ ¿ Pero no habíamos quedado que era ronca? ¿Al final siguió el estilo que le encomendó El Planeta?!!!).

Hoy le damos la vuelta a la moneda para ver la otra cara de la voz flamenca. Para ello recuperamos sendas reseñas. La primera de ellas relativa a un cantaor de Triana -el barrio donde discurrió buena parte de la vida del Fillo Viejo-, cuyos polos y playeras, entonados con "aguardentosa voz", no eran del agrado de sus vecinos.   


Ciertamente en esas fechas a los cantaores ya se les asociaba con la "voz aguardentosa", como podemos comprobar en este artículo de 1861:

No hay comentarios:

Publicar un comentario