domingo, 17 de julio de 2016

Acotando la marcha de Silverio a Uruguay

Recuperamos hoy esta entrada de agosto de 2013.

En la pequeña biografía que "Demófilo" trazó de Silverio en 1881 se observan ciertas imprecisiones a la hora de situar cronológicamente la marcha del cantaor a Suramérica. Machado, que recogió la información de los propios labios de este, anotó que fue «invitado por aquella época, años del 55 al 57, a irse de sastre a Buenos Aires», consignando igualmente que Silverio ofreció «en el año 57» conciertos por distintas ciudades españolas. Mas también apuntó que Franconetti se embarcó «para Montevideo, donde permaneció ocho años», por lo que si regresó en 1864, debemos situar su ida en 1856. 

Demófilo y Silverio

Lo que si sabemos a ciencia cierta es que Silverio se encontraba el 7 de junio de 1857 en Montevideo, donde participó como picador en una corrida con Manuel Sánchez “El Pintor” de primer espada. De ello dejó constancia doblemente el poeta uruguayo Francisco Acuña de Figueroa, tanto en su "Toriada Encomiásticia" como en un artículo publicado en el diario"La República" el 4 de julio y signado en 30 de junio.



 Por tanto la partida de Silverio de España debe situarse como fecha límite a finales de marzo de 1857, pues se empleaban al menos dos meses en alcanzar el cono sur americano, y algunos días como mínimo requeriría la organización del festejo. Por otra parte, si vinculamos la partida de Silverio con la del torero Manuel Sánchez “El Pintor” (aún por demostrar, ya que en las corridas que este intervino a lo largo de 1855 y 1856 -Córdoba, Algeciras, Antequera, Jerez- el de La Alfalfa no aparece en su elenco de picadores), podríamos acotar la misma en el intervalo que va desde septiembre de 1856 hasta finales de marzo de 1857, puesto que sabemos que “El Pintor” toreó en una corrida celebrada en Jerez de la Frontera el 8 de septiembre de 1856: 


También continúa siendo un misterio los motivos que indujeron a Silverio poner rumbo a Suramérica. Leyendas existen al respecto, de las que otro día nos ocuparemos,  aunque quizá tan solo acudiese en busca de fortuna, como hizo brevemente su amigo Enrique Ortega “El Gordo Viejo” tan solo unos años antes, y de quien tal vez recibiese los consejos: 

El Enano, Madrid, 28 de marzo de 1854


Aún no ha aparecido el pasaporte de entrada de Silverio en Montevideo, que nos despejaría finalmente todas las dudas. Hasta la fecha solo se han podido localizar los de algunos miembros de la cuadrilla (Francisco Aguilar, Juan González, Manuel Fernández), que tras una gira retornaron a la capital uruguaya el 28 de noviembre de 1860, pero para entonces creemos que Silverio podía haber cambiado ya la garrocha por el fusil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario